satanismo.es.

satanismo.es.

Satanismo y transgresión de lo establecido

Introducción

El satanismo es una práctica religiosa que ha causado controversia y desencadenado debates en todo el mundo. A menudo es malentendido por la sociedad, que lo tacha de ser una práctica malvada y peligrosa. Pero en realidad, el satanismo es una religión que promueve la libertad individual y la transgresión de lo establecido. Este artículo examinará las creencias satánicas y cómo promueve la idea de desafiar lo que se considera “normal” para construir un mundo más libre e inclusivo.

Orígenes del Satanismo

El origen del satanismo se puede rastrear hasta los albores de la historia humana. En las culturas antiguas, había religiones politeístas que adoraban a una deidad del mal. Estas deidades eran a menudo representadas como demonios y asociadas con la muerte y el dolor. A medida que las religiones patriarcales se establecieron en el mundo, estas creencias se consideraron “paganas” y se convirtieron en tabú.

Desde entonces, el satanismo ha ido evolucionando. En el siglo XX, Anton LaVey fundó la Iglesia de Satanás en San Francisco, una organización que promueve la filosofía satánica. LaVey creía que la religión tradicional era hipócrita y manipuladora, que controlaba a la gente a través del miedo y la culpa. Él promovía la adoración de uno mismo como una forma de empoderamiento personal y el uso de la magia como una herramienta para mejorar la vida.

Creencias del Satanismo

La religión satánica se centra en la libertad individual y la idea de que todos los seres humanos son iguales y deben ser tratados como tal. La creencia principal del satanismo es que la gente debe ser responsable de sí misma y sus acciones. En lugar de buscar la salvación en un dios o deidad, los satanistas creen que deben tomar el control de sus vidas y crear su propio camino. Esto se logra a través de la auto-reflexión y la introspección.

El satanismo también promueve la idea de que el arte y la cultura son formas importantes de la expresión humana. El arte y la música se utilizan para explorar y comunicar ideas que pueden ser consideradas contrarias a la sociedad. La religión satánica no quiere destruir la cultura y el patrimonio, sino simplemente utilizarlo como una forma de expresión.

Transgresión de lo establecido

El satanismo apoya la idea de desafiar lo que se considera “normal” en la sociedad. Esto se logra a través de la transgresión de tabúes y convenciones sociales. A menudo, el satanismo está asociado con la cultura BDSM (Bondage, Dominación, Sadismo y Masoquismo) que a menudo se considera alternativa y contraria a la cultura convencional. Los satanistas ven estas prácticas como una forma de expresión y resistencia.

El satanismo también apoya la idea de la homosexualidad y la diversidad sexual. Los satanistas creen que hay muchos caminos diferentes que pueden conducir a la felicidad y la realización personal. Cualquier camino que una persona elija debería ser aceptado y respetado. Esto puede ser una afrenta a la cultura convencional que tiende a rechazar la homosexualidad y otras formas de diversidad sexual.

Bondad y maldad

A menudo, el satanismo se malinterpreta como una religión que promueve el mal. Sin embargo, los satanistas creen que no hay nada inherentemente malo en el mundo. Son las acciones de las personas las que son buenas o malas. Creer en el bien y el mal es, según ellos, simplemente perpetuar una dicotomía falsa creada por la religión tradicional. En cambio, los satanistas se centran en la libertad y la responsabilidad personal.

El satanismo también enfatiza la importancia de ser amable y respetuoso con los demás. La creencia en uno mismo no significa tratar a los demás de forma irrespetuosa. Para los satanistas, ser amables y respetuosos con los demás es un reflejo de la idea de tratar a los demás como iguales.

Conclusión

En resumen, el satanismo es una religión que promueve la libertad y la responsabilidad personal. Los satanistas hacen hincapié en la importancia de ser amables y respetuosos con los demás mientras se desafía lo que se considera convencional. A menudo se percibe erróneamente como una práctica peligrosa y malvada, pero en realidad está promoviendo ideas de inclusión y tolerancia. La religión satánica es una forma de expresión y resistencia que desafía lo que se considera normal en la sociedad.