satanismo.es.

satanismo.es.

Las prácticas más extremas del satanismo moderno

Introducción

El satanismo es una religión que ha existido por siglos y que ha sido objeto de controversia y malentendidos por igual. Mientras que algunos ven el satanismo como una práctica maligna, otros lo ven como una religión igual a cualquier otra. En este artículo, exploraremos las prácticas más extremas del satanismo moderno.

El satanismo moderno

El satanismo moderno, también conocido como satanismo LaVeyano, es una corriente de satanismo fundada por Anton LaVey en 1966. LaVey estableció la Iglesia de Satanás, una organización que busca promover un sistema de pensamiento basado en el individualismo y la gratificación personal. A diferencia del satanismo teísta, que venera a Satanás como una deidad, el satanismo LaVeyano no cree en la existencia de Dios ni de Satanás. En su lugar, el satanismo LaVeyano celebra la vida y la libertad individual.

La magia ritual

Una de las prácticas más comunes en el satanismo moderno es la magia ritual. La magia ritual es una forma de comunicarse con uno mismo y con el universo a través de rituales y simbolismos. En la magia ritual satánica, se utilizan símbolos satánicos como el pentagrama invertido y el sigil para invocar fuerzas ocultas y manifestar intenciones.

El sexo ritual

Otra práctica común en el satanismo moderno es el sexo ritual. El sexo ritual es una actividad que tiene como objetivo canalizar la energía sexual de los participantes para fines mágicos. El satanismo LaVeyano ve el sexo como una forma de liberación y autoexpresión, y cree que es una poderosa herramienta para la magia. A menudo, el sexo ritual satánico implica la participación de varias personas y puede incluir BDSM y otras prácticas extremas.

El sacrificio animal

Una de las prácticas más controversiales en el satanismo moderno es el sacrificio animal. Aunque no todos los satanistas modernos practican el sacrificio animal, algunos creen que es una forma de liberar energía y manifestar intenciones mágicas. En la mayoría de los casos, el sacrificio animal se realiza de manera humana y se consume como parte de un ritual. Aunque el satanismo moderno se basa en la libertad personal y la autoexpresión, hay ciertas prácticas que se consideran extremas incluso dentro de la comunidad satánica. Estas prácticas incluyen:
  • El sacrificio humano: Aunque no es común, algunos satanistas modernos han sido acusados de realizar sacrificios humanos. El satanismo LaVeyano no promueve el sacrificio humano, y la mayoría de los satanistas modernos lo condenan firmemente.
  • El canibalismo: Algunos satanistas modernos creen que consumir carne humana otorga poderes mágicos. Sin embargo, el canibalismo es ilegal y altamente condenado por la sociedad en general y la mayoría de los satanistas modernos no lo practican.
  • La necrofilia: La necrofilia es la práctica de tener relaciones sexuales con un cadáver. Aunque es ilegal y altamente condenado por la sociedad, algunos satanistas modernos creen que puede ser una forma de comunicarse con los muertos y obtener información sobre el más allá.
  • La autolesión: Algunos satanistas modernos utilizan la autolesión como una forma de alcanzar un estado mental elevado. Aunque la autolesión no es necesariamente una práctica satánica, algunos satanistas modernos la utilizan como parte de rituales mágicos.

Conclusión

En conclusión, el satanismo moderno es una religión que celebra la vida y la libertad individual. Aunque hay prácticas dentro de la comunidad que pueden considerarse extremas o controvertidas, la mayoría de los satanistas modernos condenan las prácticas ilegales o que causen daño a los demás. El satanismo moderno es una religión malentendida que ha sido víctima de estereotipos y prejuicios. Al explorar las prácticas más extremas del satanismo moderno, esperamos haber aclarado algunas de las falsas creencias asociadas con esta religión única y fascinante.